04 julio 2014

segundas oportunidades

Esta visto que las casualidades no existen ,que realmente  son causalidades .
Hace unos días ,encontré el articulo sobre el arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, el Kintsugi y no paraba de darle vueltas a ese concepto ,de que lo que se rompe no pasa necesariamente a ser inservible ,que incluso puede transformarse en algo más fuerte, con la debida reparación.


"Casualmente "poco despues , vuelve a mi vida  una persona y me pide que reanudemos la relación sentimental que teníamos y aquí surge de nuevo el Kintsugi 

¿ una relación sentimental rota también  se puede restaurar y hasta lograr que sea aún más fuerte que antes  ?

 Sinceramente no lo sé
Lo que si tengo claro es que antes, ni me hubiera planteado esa posibilidad ,pero ahora he decidido intentarlo .