12 septiembre 2012

¿TE HACE FELIZ TU PAREJA? (Reflexión)



En cierta ocasión durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a un Hombre:

-' ¿Te hace feliz tu esposa? ', ¿Verdaderamente te hace feliz?

En ese momento la esposa levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposo diría que sí, pués el jamás se había quejado durante su matrimonio.

Sin embargo el esposo respondió con un rotundo - 'No...... No me hace feliz'
Y ante el asombro de la mujer... Continuó:
- 'No me hace feliz......... ¡Yo soy feliz!... El que yo sea feliz o no, eso no depende de ella, sino de mí. Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad.

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera... De alguna persona, cosa... ó circunstancia.... Sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente....... el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable. A través de toda mi vida, he aprendido algo; decido ser feliz y lo demás lo llamo...

'experiencias' , amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.

Hay gente que dice:

- No puedo ser feliz... Porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró...

Pero... Lo que no sabes es que.... PUEDES SER FELIZ......
aunque... Estés enfermo,
aunque... Haga calor,
aunque... No tengas dinero,
aunque... Alguien te haya insultado,
aunque... Alguien no te amó ,
o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,.....
te caes, solo si dejas de pedalear

SER FELIZ ES.... UNA ACTITUD ANTE LA VIDA
QUE CADA UNO DECIDE...!!


copiado de la página de facebook de Psicologia emocional

10 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Maravilloso! Me pone alas en el día este texto.
Y es verdad: todo depende de nuestra actitud, aunque a veces cueste, pero nuestro pensamiento debe prevalecer.
Un beso enorme, querida Ana.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Buena la reflexión, es problema es llevarla acabo, un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Estoy plenamente de acuerdo.
Hay personas que, por su propia inseguridad, les es más fácil echar la culpa a otros de sus desgracias, sin darse cuenta de que los demás entran en nuestra vida lo que nosotros permitamos. E igual que les dejamos entrar, podemos dejarles salir. Solamente cada uno está consigo todo el trayecto vital.

Genín dijo...

No tengo pareja y soy feliz en general, siempre hay momentos de vez en cuando en que no me siento feliz, pero en cuanto reflexiono y paso el bache, me levanto una vez mas y vuelvo a sentirme feliz.
Besos y salud

papacangrejo dijo...

gran verdad, es un estado mental que no depende de nada exterior. ojala no me olvidara.

Eastriver dijo...

No lo veo tan así, al menos no tan radical... Para mí hay condiciones externas que son tan fuertes que pueden hacer que deje de ser feliz, y otras que pueden ayudar a que lo sea más. Aunque naturalmente también pienso que la felicidad es, en gran medida, una decisión. Pero muy condicionada por lo externo, no en todo (no me ahogo emocionalmente en un vaso de agua, vaya), pero sí que las grandes cosas nos condicionan mucho.

Y sí, mi pareja no me hace feliz, pero me ayuda mucho. Mucho. Familia, amigos y pareja es de lo mejor que te puede tocar en la vida, junto con una infancia bonita. Y, ya puestos, un carácter afortunado. Que un mal carácter lo amarga todo.

Saludos.

emejota dijo...

Querida mía, esto se trata de tener una actitud positiva ante todo lo que te pueda caernos encima, si bueno agradecidos, si malo convencimiento que se debe a algo que debemos aprender y por tanto también agradecidos.
En definitiva que con una actitud positiva se atraen mejores circunstancias que si la actitud fuera negativa, egoísta o malhumorada.
Pero yo se una cosita, que tu tienes ese don y por ello... ya sabes .... no habrá excesivo peligro.
Además de acuerdo con Eastriver.
Bssss.

Mercedes Pinto dijo...

Así es, no es una cuestión de amar, sino de ser amor. Muy bien ilustrado en este post.
saludos afectuosos, Anika.

Mercedes Pinto dijo...

Perdón, Anusky. Anda que... empiezo bien el curso.

ibso dijo...

¿Y qué es ser feliz? ¿Acaso un estado de ánimo eufórico que te llena de optimismo y hace que creas que todo en tu vida puede ser posible? ¿Otra cosa? Puede que la felicidad solo dependa de nuestra decisión de ser feliz, pero tomar esa decisión es lo que se me antoja muy difícil.
Estoy de acuerdo contigo en que la felicidad no puede ser egoísta, pero discrepo con lo de que solamente nos basta nuestra decisión para alcanzarla. ¿Puede ser feliz una madre que perdió a un hijo amado? ¿Puede dejar de serlo el que ve al ser amado sanar de una enfermedad grave?
Solo creo en instantes felices, tan diminutos que frecuentemente pasan desapercibidos por su fugacidad. Y cuando capto uno lo guardo en lo más profundo de mi corazón, para cuando necesite recordarlo.
Un abrazote y feliz año (instante) nuevo, Anusky.