20 septiembre 2012

EQUINOCCIO DE OTOÑO: MABON

HEMISFERIO NORTE: Septiembre 22

Desde los albores de la humanidad, 
la gente ha celebrado siempre la épocas de cosecha.
 Mabon es el segundo sabbat de cosecha, 
que marca el final del verano.

Orígenes.


La festividad debe su nombre al dios galés Mabon, 

representante de principio de fertilización masculino
 de los mitos galeses. 
Algunos historiadores dicen que es el equivalente masculino de Perséfone.

En China se le conoce como Chung Ch’iu y marca el final de la cosecha del arroz. 

Simbólicamente hablando Es el equinoccio de otoño, es la terminación de las cosechas iniciadas en Lammas, 
una vez más, el día y la noche son iguales. La naturaleza decae, disminuye su generosidad, preparándose para el invierno y su tiempo de descanso. 

Los árboles se despojan de sus hojas y nos invitan a soltar lo viejo y a con el fin del ciclo, concentrarnos en la vejez y la muerte


Debemos de recordar que para renacer hay que morir. 


Medita sobre lo que ya no quieres en tu vida, 

y sobre la forma en que lograremos dejarlo ir. 
Es buen momento para reflexionar y para aprender diferentes herramientas que nos permitan avanzar

ESPIRITU DE LA CELEBRACION


Mabon es un día de fiesta con tres temas principales: 

celebración, tolerancia, y balance. 
Aunque estos temas están presentes cada día, está la época de darles la atención que se merecen.

CELEBRACION.

 Ésta es la época para mirar atrás, 
hacia los esfuerzos del pasado -- no sólo de este año, 
sino del su curso de la vida y felicitarse por el buen trabajo logrado. 
Pero por sobre todo, ¡darse el tiempo para cantar, bailar, celebrar! 

¡Simplemente reconoce los logros propios y los de los amigos y darse una merecida fiesta!

TOLERANCIA.

 Siempre existe el trabajo de alguien, 
que quizás en otra parte,
 u en otro tiempo permitió que tú construyeras sobre él. Mabon es una excelente oportunidad de dar gracias por todas las horas y a la toda energía que otros invirtieron para ayudarle. 

Es también tiempo para celebrar y agradecer 

la abundancia y generosidad de la tierra
 (simbolizada en la diosa para la mayoría de las tradiciones) 
y la luz y energía del padre sol, que 

asociamos al principio de fertilidad y fuerza masculina. 

Recordemos que este día en que la noche tiene tantas horas como el día 
y por tanto ambos principios son igual de importantes para las festividades. 

BALANCE.

El equinoccio otoñal es un instante, 
donde las energías del día y la noche están iguales 
De aquí en adelante los días se harán más cortos, las noches más largas y más frías.
 Es también, místicamente hablando, una época de equilibrio mágico.
 Las fuerzas de la oscuridad y la luz están negociando lugares dentro del ciclo. La mitad del año que va desde del equinoccio de Primavera (Ostara) hasta Mabon, 
es la mejor época del año para cambiar lo que va hacia el exterior, que afecta o utiliza energías y fuerzas que están fuera de ti mismo. 

Las transformaciones que mueven fuerzas internas y actúan más que nada sobre uno mismo, llegarán a ser más poderosos y tan más importantes en esta mitad oscura del año, que hoy comienza. 


Debemos recordar que todas las cosas terminan, pero la conclusión es siempre que podemos celebrar nuestros éxitos, agradecernos a nosotros mismos y a los que nos ayudaron, y participar en el equilibrio de la vida.




https://www.facebook.com/pages/C%C3%ADrculos-de-Poder-de-la-Diosa/373542659324153

3 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Siempre he pensado que año tiene dos comienzo uno a primeros de enero y otros a finales de septiembre, un saludo.

Genín dijo...

Pues mira, yo no he esperado al Otoño para soltar lo que me sobra, al menos lo estoy intentando:
Unos cuantos kilos de más!!!
Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

Y yo no he esperado para recoger la cosecha: llevo meses recogiendo.