03 febrero 2011

El olor del amor perdido


Hacía mucho tiempo que no visitaba una tahona y
de repente recordé el olor a pan recién horneado ,
ese olor que después de tantos años entre hornos
mi nariz ya no registra, por saturación .
Pero hoy ha regresado y con él sensaciones que creía olvidadas .
Por que el olor a pan reciente está unido a la sensación de amar y ser amada ,
a esos viajes relámpago desde Salamanca para pasar el fin de semana juntos ,
a El esperándome en la parada del autobús .
Siempre venía en la furgoneta del reparto ,
y los abrazos traían asociado el olor a pan caliente ,
aderezado con el calor del amor juvenil.
Después de casarnos y de trabajar , durante años ,
en la panadería familiar el olor del pan reciente se fue disipando
de mis registros olfativos ,
como su amor se fue disipando de nuestra relación.
Pero hoy al entrar en la vieja tahona han regresado
por un momento y con ellos ,
mis ventipocos años cargados aún
de ilusiones y esperanzas juveniles ,
hace tiempo aparcados entre las telarañas
de ese rincón del cerebro donde
se acumulan los pedazos de los sueños rotos .


-una pequeña colaboración a la semana del olfato propuesta por la incombustible Maria Jesus de Paradela ,que ha destapado el frasco de las esencias que nos hace viajar al mundo de los recuerdos : Las comidas de la infancia ,el olor tan inolvidable de los seres queridos, ...
espero tener tiempo y compartir algún otro aroma de mi vida .

22 comentarios:

emejota dijo...

Anusky me ha encantado esta entrada escrita desde la víscera y el corazón reunidas tras el sentido del olfato. Aunque se haya gastado, lo cierto es que existió y rindió buenos frutos y lo has narrado de una manera maravillosa. Un fuerte abrazo querida.

felicitat dijo...

El olor a pan caliente es especial, igual que el del obrador. Me ha gustado mucho tu narración, ese olor que transporta a tiempos de tu vida. Sabes?, yo trabajé mucho tiempo en un obrador de pastelería... y tenía una olor especial!
Besos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Es verdad el olor que describes es especialmente bueno y agradble...
Tengo una panaderia muy cerca y en verano que están las ventanas abiertas, de madrugada se siente ese olor que sale de su horno...mezclado con olor a dulce...realmente agradable...
Veo cambios decorativos en tu blog...
Anusky...¡ya ves¡¡...otra ocasión arrastradas por el olfato.

papacangrejo dijo...

A mi ese olor me transporta a mi niñez. Cuando hacemos el pan en casa, 1 o 2 veces por semana no paro de tener recuerdos, algunos verdaderamente lejanos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Los olores y aromas muchas veces nos pueden traer los mismos recuerdos y sensaciones que una fotografía, porque de alguna manera los tenemos archivados en nuestro cerebro y cuando los recordamos nos vienen a la memoria personas, lugares y sobre todo vivencia transcurridas a lo largos de nuestras vivas, bienvenida a la semana de "La náriz y el olfato", un oloroso saludo...

mariajesusparadela dijo...

Qué hermosura de post, Anusky. Porque será verdad que el sueño se ha roto, pero en esta entrada no hay dolor, sino nostalgia. Eso es lo que nos engrandece: quedarnos con lo bueno, con lo hermoso, con el olor a pan de aquello tan intensamente vivido.

Genín dijo...

¡Que preciosidad de entrada!
Sin rencores, sin dolor, solo los puros recuerdos de los posos de olores y amores.
Me voy a caminar mi hora diaria pensando en los olores de tu entrada y tus bellos sentimientos, no leo nada mas para que no desvíe mi pensamiento.
Besos y salud

IRLANDA dijo...

Que lindo, como asociamos olores con recuerdos, ummmmmmmmmmm.
Un día llegará de nuevo un olor que te haga vibrar, fijo.

Petonets

Xana dijo...

Siempre me alucina , como conectan los olores con los recuerdos...
sin que te lo esperes, asi es ...

a veces taicioneros y a veces encantadores...un beso con olor tierra mojada

Chela dijo...

Tierno y entrañable relato.

Si ciertamente hay sueños rotos, otros pueden construirse cada día para alimentar el espiritu, igual que el panadero elabora cada día nuestro pan.

Un abrazo que te ayude a reconstruir los sueños.

F. J. Zamora dijo...

Es increible lo importantre que es la memoria olfativa. Yo me hago el pan en casa con mi panificadora y es una maravilla como huele la cas a pan recien hecho, olor que me lleva a mi infancia, cuando ibamos a la panaderia donde trabajaba mi tio Savarito.
Feliz fin de semana

SEMA MIRANDA dijo...

Muchas veces los recuerdos asociados a perdidas son dolorosos, no se si sera tu caso pero date la oportunidad de oler a pan recien hecho sin que ello te evoque tristeza, merece lapena.Un besote

Encarni dijo...

Me ha gustado esta entrada, con olor a pan recién hecho, al amor que fue y que salió del horno de la vida,de tu vida pero no de tus recuerdos.
Un beso guapa.

Dilaida dijo...

Me encanta esta entrada Anusky, es muy tierna.
Bicos

Isamonalisa dijo...

Los olores que recuerdan a seres queridos, a lugares concretos, a momentos o épocas de la vida...

Qué importante el sentido del olfato, mucho más de los que nos imaginamos.

Un beso!!

nocheinfinita dijo...

Una gran colaboración a esta semana olfativa, Anusky.

Olores y recuerdos que nos traes de una manera muy entrañable.

Un beso

noche

Anusky66 dijo...

como muy bien habéis señalado los que ya me vais conociendo ,en esta historia no hay dolor , ni rencor ,ni siquiera tristeza , sólo recuerdos de una bella etapa de mi vida .Una etapa que se cerró hace años tanto en lo sentimental como en lo laboral ,pero que continua viva en mis mayores tesoros, mis hijos y en la amistad con su padre .
Muchas gracias por tantos comentarios y tan cariñosos.
Un besazo a cada uno

Jo Grass dijo...

¡Qué bonita historia y qué bellos recuerdos! Los aromas son, junto con la música, uno de los elementos más evocadores que conozco. Si, hasta estaba olisqueando el aire sintiendo ese olor a pan recién hecho!!!

Me ha encantado. Besitos.
*Tienes un premio en mi cocina!
Mua

Jose Vte. dijo...

Una bonita historia que como el pan recién hecho trae bellos recuerdos. Lamentablemente, en muchas ocasiones, hay un final también para esos momentos. Lo importante es recordarlos con gratitud.

Un abrazo

ARO dijo...

Preciosa entrada. Huele a pan y a nostalgia, con su pizca de tristeza. Una aportación muy linda a esta orgía de olores convocada por Mariajesus. El olor a pan a mí me encanta.

Balovega dijo...

Hola y bella noche..

Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

Saludos

Carmelo Mesa dijo...

En esa parte del cerebro, cuya parte no se ni puedo acordarme, se encuentra el lugar donde alberga la experiencia profunda de un amor y el olor que nos llevará a él.
Ahora intento recordar el olor que me traslada a ese momento y sólo espero olerlo para volver.
Un abrazo.